Técnicas expresivas


Para trabajar en el crecimiento personal se requiere de herramientas, como por ejemplo al construir una casa necesitamos hormigón, palas... y una metodología concreta. Para trabajar con el crecimiento personal también se requiere de una cantidad de técnicas con determinadas metodologías para llevar al cliente a buen puerto.   

Las técnicas son muy variada y no exclusivas de la terapia gestalt. Claudio Naranjo en su libro "La vieja y la novísima Gestalt" establece que las técnicas en gestalt se clasifican en:  

  • Técnicas supresivas: la finalidad es eliminar todo lo que no sea el aquí y ahora. Son instrumentos y recursos que utilizamos sobretodo en el momento del habla, no utilizar porques, deberías... 
  • Técnicas expresivas: la finalidad es el libre movimiento de la expresión, sin censura del ego. Bajo esta etiqueta encontramos todas las herramientas que utilizan el cuerpo, el movimiento, el dibujo, la escritura como formas de expresión libre. 
  • Técnicas integrativas: la finalidad es integrar el darnos cuenta. Y de esta forma asumir la responsabilidad.

En mi trabajo como terapeuta utilizo todas aunque especialmente las técnicas expresivas. Ya qué he visto en mi persona y en la práctica profesional que ayuda a las personas que son muy mentales a contactar con su cuerpo, con su espíritu de mayor tolerancia y más respecto con uno mismo.

Las técnicas expresivas permiten:    

  • Expresar lo no expresado
  • Terminar o complementar la expresión
  • Reconstruir situaciones y revivirlas de manera sana
  • Buscar la dirección y hacer la expresión directa 

¿Qué técnicas utilizo?   

Son varias y adaptadas a las necesidades de cada persona, básicamente utilizo el movimiento, la escritura, el dibujo, la música, la pintura, el collage... entre otras, para que la persona tenga un momento para mirarse a sí mismo... y en el proceso.